Por ver qué grande es el mundo del amor...

Por ver qué grande es el mundo del amor...

Si con Entre la bruma, Antonio Domínguez Hidalgo cosechó el gusto lector de miles de adolescentes que disfrutaron con un libro “raro” que hablaba de lo que sentían, cuando apareció Por ver qué grande es el mundo del amor, descubrieron su continuidad, nada más que ahora desde el punto de vista de las chicas. El “Yo”, personaje indeterminado continúa su autoexploración y en la corriente de su conciencia, va encontrando respuestas a lo que le inquieta. Así el “Yo” masculino de Entre la Bruma, se complementa con el “Yo” femenino (Otra vez yo…) de Por ver qué grande es el mundo del amor.
En esta obra, vemos pasar las emociones de las adolescentes que se encuentran en la espera y en la búsqueda de eso que llaman amor y que va presentándose en múltiples facetas, algunas engañosas, para aprender y comprender esta parte de la vida humana.
Algo curioso, este libro lo leen los adolescentes con fruición para intentar conocer lo que las chicas piensan, así como con Entre la bruma, las adolescentes se adentraron al alma de los muchachos. Ambos libros son muy aceptados para leer y comentar en la clase de Español.
Como sucede con Entre la bruma, Por ver qué grande es el mundo del amor las chicas descubren algunas respuestas a los pensamientos y sentimientos de su edad. Las adultas lo leen con nostalgia de lo que les angustió y ahora les causa sonrisa ver reflejado en sus hijas.
  • Autor: Antonio Domínguez Hidalgo.
  • ISBN: 978 607 619 311 2
  • Páginas: 144.