Los telones de la noche

Los telones de la noche

Los telones de la noche constituye un cuento largo que asume las características de una noveleta delirante en la que aparecen fusionados todos los rasgos de los cuentos maravillosos o de hadas y los elementos de las aventuras medievales, caballerescas, de piratas y de terror. Escrita por un adolescente de 14 años hacia 1958, ese incipiente Domínguez Hidalgo de la Secundaria Anexa a la Escuela Normal Superior, asombró a sus maestros de español por el despliegue de su fantasía y aunque no muy bien escrito entonces, cuando hacia 1972 lo rescató para leerlo a su alumnado secundariano, quedó gratamente sorprendido por el impacto logrado en ellos. Fue así como decidió darle un retoque sintáctico y léxico y publicarlo para deleite de su alumnado que gozó con las peripecias de un chavo apresado en los telones de la noche. El título fue sugerido por Arqueles Vela, su maestro estridentista, a quien temeroso el autor, pidió su opinión: Es una obra para adolescentes que bien puede ser reflejo de lo que son los adultos.
Cuando algunos mayores leyeron este relato, se sintieron mareados por tanto desmesurado movimiento imaginativo que mucho tenía del lenguaje de los sueños y las revelaciones que subyacen en ellos. Algún psicólogo emitió que por medio de Los telones de la noche, los jóvenes practican el camino de su maduración al manejar desde la literatura algunas de sus más intensas emociones. La noveleta descorre la cortina de descarnadas realidades que envuelve este galopar de fantasías. No en balde, y muy naïve, el cuento original se denominaba Las fantasías de un sueño. Y los sueños dicen más de lo que creemos o queremos.
  • Autor: Antonio Domínguez Hidalgo.
  • ISBN: 978 607 619 248 1
  • Páginas: 96.